domingo, 14 de diciembre de 2014

Cobijo

Se puede ser más irracional cuando se trata del amor? El corazón no atiende a razones.
He intentado desde hace mucho tiempo enterrar este tema y no agobiar a los que tengo cerca siempre con lo mismo. Supe desde un principio a lo que me atenía y aún así quise arriesgarme por lo que me hacía sentir.  Pero a partir de cierto punto en el que ves que nada va a cambiar, que ya no tiene sentido ir tras algo que apenas aporta pequeñas alegrías. Y he podido ser muy cargante con ello, repetitiva. Siempre teniendole en mi boca... me he sentido la persona más pesada del mundo, pero realmente no podía evitarlo y no puedo.
He querido ser fuerte y justo hoy siento que todo me supera. Me siento idiota. Siento que soy estúpida por albergar un poco de esperanza y creer que podría con ello pero no puedo.
Quise ser comprensiva, paciente... Lo peor de todo es que por mucho que siempre me prometo que la próxima vez seré más inteligente, que no me rebajaré... siempre acabo haciéndolo. Iba prevenida y aún así caí peor que nunca.
No estoy pidiendo consejos... únicamente necesitaba desahogarme, pedir solo que sigáis ahí... necesito abrazos, apoyo, distracciones... y dejar esto atrás. Ni siquiera soy lo suficiente fuerte para decir que no volveré a caer porque aunque resulte absurdo siento algo muy intenso y es lo que me engancha a una historia que no es correspondida... no de la misma manera.
Por lo tanto sé que muchas veces no me entenderéis, que haré cosas sin sentido. Otras estaré más callada que de costumbre o estaré desaparecida. Perdón por no ser siempre coherente... por rallaros constantemente con este tema... a pesar de sonar pesimista prometo que una parte de mi sabe que esto solo es una mala racha y que todo pasa. Voy a terminar con una frase algo empalagosa... pero que me da positivismo: "Todo va a salir bien y si no es que todavía no es el final".