miércoles, 7 de enero de 2015

Más vale tarde...

Está felicitación de navidad me temo que llega un poco tarde... pero más vale tarde que nunca. Una cosa que me define es que hago las cosas cuando me apetece y no me fuerzo a escribir si no puedo. Esta vez me pasó que pensé que durante estos días tendría más tiempo pero al final me han pasado las navidades en un abrir y cerrar de ojos y sin aburrirme en ningún momento.
Para escribir necesito un momento de tranquilidad para concentrarme en lo que quiero decir y si no es así no puedo ponerme a ello. Pero aquí estamos, hoy, 7 de enero de 2015 y voy al grano...
Primero de todo decir que espero que hayáis pasado unas agradables navidades en familia o como mínimo que hayas disfrutado de ellas. Para aquellos que no os gusta la navidad, almenos habréis tenido días libres que disfrutar así que seguro que algo positivo habremos sacado cada uno de nosotros de estos días.
Por otro lado deciros que... FELIZ AÑO NUEVO!
Para muchos el echo de que sea un nuevo año no cambia nada. Y en general suele ser así. Pero si es cierto que un nuevo año a veces puede sentirse como una nueva oportunidad, como el empezar de 0, con un sin fin de nuevas posibillidades y con la ilusión de descubrir que nuevas experiencias nos tendrá preparados este año. Y así es como lo veo yo.
Estos días en los que te pones a valorar las cosas que tienes en tu vida y hay un momento en el que abres los ojos. Me sentí egoista quejándome de pasar una mala racha, de tener decepciones y en realidad, analizando mi vida, siento que soy afortunada.
Me siento agradecida de lo que tengo, que es mucho. Siento que no puedo pedir más. Que podría tener un mejor trabajo? Sí. Que quisiera tener más dinero? Por supuesto... Que sería maravilloso tener un hombre con el que tuviera un compañero con quién apoyarme y compartir todo? Como no... Pero muchas de esas cosas son secundarias. Me siento afortunada por estar fuerte y tener una edad envidiable. Me siento afortunada por tener gente que se preocupa por mí y por la que yo me preocupo. Y me siento afortunada por tener una vida por delante que aprovechar. Así que, sin dejar de retarme a mi misma, valoraré más todo aquello que tengo en mi vida que no es poco.
Desearos a todos un año bueno. Un año que os traiga sonrisas, experiencias, alguna de aquellas cosas que deseáis. Espero seguir compartiendo pequeños pedacitos de mí en este blog. Gracias por seguir aquí. Abrazos y besos por mil!