domingo, 14 de septiembre de 2014

La vida es el ahora



Llevo varios días pensando en algo. En cuanto nos gusta quejarnos, en cuanto nos gusta ver el lado negativo de las cosas. Estamos rodeados de odios, de envidias, de desperdiciarlo todo.
Me paso los días observando constantemente a la gente, en mi vida diaria en las redes sociales, en cualquier parte y siempre es lo mismo. Gente que ve pasando la vida y nunca le parece suficiente, no es lo que creían que iba a ser. Se ven envejeciendo envueltos de mentiras, de fingir ser quienes no son y hacer aquello que no les apetece en vez de ser egoístas y escaparse a las islas paradisiacas a perderse de todo y todos.
Y me parece terrible. Es eso la vida? Estar siempre pensando en aquello que queremos hacer y no podemos?
Tengo clara una cosa y es que cada uno sabe sus propios problemas. Nadie puede opinar sobre la vida de los demás porque sencillamente no estamos en ella.
También he de ser sincera y decir que a mí también me encanta quejarme. Lo reconozco. Siempre estoy dando la vuelta a todo. Que si el trabajo, que si mi no casa, mi no pareja, mi falta de viajar… en fin… sí, siempre es tan fácil encontrar aquellas carencias de nuestra vida…
Pero se me pasa por la cabeza ya desde hace tiempo algo que estoy madurando poco a poco. El ser feliz con lo que tengo. La vida es ahora, lo que está pasando ahora. No podemos estar esperando que pase algo que la cambie. Quizás no cambie nunca… Y lo más terrorífico,… quizás se acabe en un instante… mañana o de aquí unos meses. Puede parecer un pensamiento negativo… pero no lo es.
Pienso que el vivir teniendo presente que la vida es efímera, que se nos está escapando de las manos y que seguro solo tenemos este momento hace que la vivamos de una manera distinta. Seamos conscientes de nuestro alrededor, saboreemos la vida tal cual es.
Muchos ante vuestros problemas me diréis que no es tan sencillo… y como he dicho no puedo ponerme en la piel de los demás, a entender sus problemas para pasar el mes, a encontrar trabajo, a superar enfermedades o la pérdida de un ser querido… etc…
Hay situaciones que escapan al alcance de nuestras manos pero abracémonos a cualquier cosa para seguir adelante. A ver que tenemos cosas maravillosas, a lo que nos brinda la naturaleza. El espectáculo de las nubes, a la lluvia, a los atardeceres.  Todo en sí es un milagro así que aprovechemos ese milagro, el ahora. La vida puede ser maravillosa.

viernes, 4 de julio de 2014

Aquellas cosas que pasan por mi cabeza cuando pienso en ti

Hace ya algunos días que estoy un poco melancólica. Será el verano que parece que ves más parejas de lo normal y para alguien que está soltero puede ser a veces algo asqueante.
La percepción de las cosas cambia según el estado de cada uno y a mi desde hace un tiempo ciertas muestras de cariño o cercanía de parejas me crea rechazo. Una especie de "puaj" o que empalagosidad... quizás sea una especie de mecanismo de defensa. El no recibirlo haga que para no sentirme necesitada de ello lo rechace al verlo de otras personas.
No me malinterpretéis. No es que no quiera que las personas que están a mi alrededor no sean felices, ni que no me alegre por los que tienen la suerte de tener a alguien especial a su lado. Sencillamente me incomoda en momentos puntuales.
Y hace unos días conocí a un chico que me llamó la atención. De esos que te despiertan el interés y te dejan con las ganas de más. Así que empezó a despertarse en mi una ilusioncilla, unas ganas de ver que tal seguía la historia o la amistad o lo que fuera.. para descubrir que justamente es alguien que apenas entra con la consecuente desilusión por mi parte.
Seguramente pensaréis que no importa si no se ve a alguien todos los días. Que se puede estar conociéndose en un poco a poco y que hay que ser paciente en algunas cosas. No lo niego.. pero supongo que soy de esas personas que necesitan un poco de atención. Que para una vez que alguien me gusta un poquito quisiera verle algo más que dos veces por semana media horita.
Creo que estoy en un momento en el que de aparecer algo quisiera que fuera con fuerza. No quisiera verle a todas horas.. pero un poquito por las noches, compartir un par de horas, charlar, reirnos.. no estaría mal. Quizás pido demasiado, es posible.
Y con esas reflexiones inevitablemente siempre siento esa sensación en mi estomago cuando sigue estando él en mi cabeza. Sé que no le olvidaré. Siento que me ha dejado una gran marca y tampoco es que haya desaparecido totalmente de mi vida virtual. Me pongo triste porque le echo de menos. Y no me resulta fácil. Es duro saber que no dejaré en él la misma huella que él ha dejado en mi. Ver siempre un destacados de otra persona y ser consciente de que no llegaré a formar parte de eso. Seguramente siendo sencillamente aquella persona que aprecia pero por la que no ha conocido en el mejor momento de su vida.
Me siento algo tonta y estúpida. Y siento que sigue persiguiéndome la misma suerte con aquellas personas que creo que podrían ser importantes para mi ( y lo son solo que se quedan en aquello que podría ser pero no es). Aquella mala suerte que hace que esten demasiado ocupadas, o elijan a otra persona, o estén ya con otra...
No olvido eso de que lo que tiene que ser será y que si no es, es porque no tiene que ser. Así de sencillo, no hay que darle más vueltas. Pero hay días que resulta jodidamente difícil de aceptar. En fin.. paciencia que todo llega..

martes, 27 de mayo de 2014

Lo reconozco...

Mi razón me dice que es mejor buscar otro camino, que este no es el correcto. Requiere demasiado esfuerzo.
En mi cabeza estoy siempre repitiéndome todos los contras que me impiden seguir con esto. Lo sé… sé que es lo que se supone que debería hacer. Debería resignarme, aceptar lo que hay y no empeñarme en algo que de un principio sabía que me traería de cabeza.
Y a pesar de todo, de negarme, de repetirme hoy no voy a pensarle, hoy no voy a buscarle. Lo hago. Doy vueltas por donde creo que puede estar esperando que esté y si no es así almenos ver su sombra.
Creo verle por todas partes. Leo su nombre en cualquier momento, haciendo que mi corazón de un vuelco. Hay veces que cuando soy consciente me doy cuenta que estoy pensando en él. Le imagino y mi imaginación inevitablemente vuela hasta que niego con la cabeza, como sacudiendo mis pensamientos. Y me obligo a pensar en cualquier otra cosa y ese es mi día a día.
Por otro lado me analizo. Desde que apareció cambiaron muchas cosas. No soy la misma. Quizás no tanto exteriormente (aunque también) si no más bien algo apenas visible para los demás pero si para mi. Él hace que quiera mejorar como persona. Hace que quiera esforzarme por ser mejor.
En parte sé que lo hago por mi. Cambiar todas aquellas cosas que no me gustan. Mi negatividad, mi pereza, mi autocrítica. Sonreír más, tomarme las cosas menos a pecho y más a risa. Ver lo positivo de lo malo y ser más paciente. No dar importancia a las cosas que no lo son tanto y a las que sí pensar que todo tiene solución.
Y no lo hago porque crea que así se va a fijar en mi, o que así me verá de otra manera y me eligirá a mi por encima de todos. Sé que eso no va a pasar, lo tengo asumido. Sencillamente como dije, lo hago por mi misma.
Entonces… sacando todo esto que consigue sacar de mi… por que es malo? Porque lo es si saca tantas sensaciones en mi. Si me hace sonreír en cuanto me dice algo que me gusta. Si estoy varios días con la sonrisa tonta…
Y sé que en realidad soy yo quién no quiere “deshacerse” de su recuerdo. No quiero deshacerme de tantas cosas que me llenan tanto.

Aún así no soy estúpida. Soy consciente de lo que me lleva a desear que me importe menos y a tener estas ganas locas de verle. Quizás sea la dificultad en si la que me tiene como me tiene. Eso y que parece sacado de mi cabeza. Me cuesta no anhelarle cuando alimenta mis sueños.

Listen: 

lunes, 19 de mayo de 2014

Declaraciones de amor

Hoy pongo una de las anti delcaraciones de amor. Por un lado está la primera parte de la declaración de él que desde mi punto de vista no hay manera más bonita que decir "ardientemente la admiro y la amo". Pero por otro lado está lo que no se debe hacer en una declaración y es que dices un montón de inconvenientes que quieras o no haces que la otra persona en vez de besarte te quiera coger del cuello. Es un poco larga pero vale la pena. Quizás muchos de los que os paséis por aquí habréis visto la versión más actual. Esa película me encanta aunque a esta mini serie le tengo un cariño especial. Son 6 capítulos de casi una hora de duración cada uno así que para mi que adoro este tipo de películas de época es una gozada poder disfrutarlas durante prácticamente 6 horas.
Así que para los que no la hayáis visto os la recomiendo. Podéis encontrarla en el youtube sin ningún problema y además de muy buena calidad.
Por último quería comentar brevemente el porque me encanta está película. Y no es por el fabuloso Señor Darcy. Si os soy sincera creo que de conocer a alguien así en rl me parecería alguién demasiado estirado y orgulloso y probablemente no me cayera bien... (reconozco que acaba enterneciéndote y te enamoras un poquito de él) aunque si.. también me gustan los hombres seriotes que hablan de esa manera que te dejan con la boca abierta y que además no se dan a casi nadie... pero a lo que iba,... no, no es por el Señor Darcy. Lo que me gusta de está película es precisamente como trata el tema de los prejuicios. Como a veces creemos a quién no debemos, esos dañinos rumores que corretean por ahí y que al fin y al cabo tienen poquito o nada de cierto.
Todos en mayor o menor medida lo hacemos. Nos creamos una primera impresión de alguien y luego nos empeñamos en respaldar esa idea si o si. Es por eso que está novela de Jane Austen me gusta tanto. Porque toca temas que siempre son universales y es bueno reflexionar sobre ello y ver que a veces es mejor observar y que no siempre todo es blanco o negro.
Nada más que añadir, me voy a hacer mi propia sesión continua de "orgullo y prejuicio" que hoy estoy con la vena sensible. Sed felices.

domingo, 27 de abril de 2014

Nostalgia

Tengo un nudo en la garganta y no puedo quitarme esta necesidad de desahogarme de alguna manera. Pero siento como si no supiera cómo decirlo, o como si todo estuviera dicho ya. Tengo constantemente los sentimientos a flor de piel, dándome la sensación que siento todo más intensamente que nunca.
Estoy pensativa en todas partes, en mi casa, paseando.  Observo todo mi alrededor y no soy capaz de quitármelo de la cabeza. Como si todo me recordara a él. Como si sus palabras estuvieran tatuadas en mi mente. 
Cualquier pequeño detalle es suficiente para que le recuerde. Me pregunto constantemente si se acordará de mi, si a él también le pasará cuando vea algo que tenga que ver conmigo si se preguntará furtivamente sobre mí.
Pienso en su sonrisa y fantaseo sobre cómo será. Sus dientes, sus labios. Su mirada es algo que me obsesiona particularmente. Y su olor. Su cuello. Imaginándome con mi nariz pegada a él aspirando su aroma.
No deja de ser curioso el conocer a alguien en un mundo virtual y como cogemos esos detalles que desconocemos y jugamos a fantasear. Imaginarnos como será en realidad. No sé si esto sea bueno o no. Es posible que no porque crea ideas seguramente equivocadas, pero es tan difícil no hacerlo y más cuando se hace casi inconscientemente.
Y es que hay personas que con el tiempo va desapareciendo lentamente su recuerdo pero otras consiguen dejar marcas permanentes.
Sé la realidad y sé lo que hay. No estoy enamorada, no es ese sentimiento lo que me tiene “atada” a él. Me tiene enganchada todas las sensaciones que despertó en mí y que ahora no soy capaz de olvidar y que no dejo de preguntarme si las volveré a sentir.  Y aunque suene triste para mi no lo es porque siento que al menos descubrí que hay una manera de sentir distinta y que a veces hay que ser valiente y atreverse a vivir algunas cosas aunque estén condenadas desde un principio. Porque no hay que olvidar que vamos gastando los días y que puede que no se consiga la felicidad en seguida pero de vez en cuando se nos brinda un espejismo que si nos abrimos y lo experimentamos podrá significar algo sobre lo que pensaremos siempre y que recordaremos con un cariño y nostalgia que siempre nos hará sonreír (y es posible que hasta nos saque alguna lagrimilla de emoción.
Sé que suelo caer en tópicos pero es mi manera de pensar. Quizás me persigue siempre la sombra de “El club de los poetas muertos” y el “carpe diem”, pero pienso y siento así. Muchos días me siento triste pero esa idea de que hay que vivir cada día intensamente me ayuda a ver las cosas de una manera distinta y a valorar lo que tengo, que no es poco.

Ahora vienen mis días favoritos. Vienen días de sol, playa, terrazas, brisas y sonrisas. Días de primavera y próximamente, de verano. 

lunes, 14 de abril de 2014

Angel negro

Ah... esas "criaturas" adorables conocidas como catfish. Que tendrán que con su embrujo arrastran por su paso a gente de todo tipo hechizados por su encanto.
Para aquellos que no lo recordéis o que no hayáis leído otros de mis post, un catfish son los mentirosos de la red. Aquellos que detrás de un amor falso engañan con mentiras. Su propósito aún es desconocido. Bien puede ser para llenar un hueco de sus vidas vacías, por inseguridades, traumas infantiles o vete tu a saber, porque sí.
Hacía tiempo que tenía grandes sospechas de una personita, una chica, de dudosa credibilidad para mi. No me gusta dar nombres pero si datos suficientes para quién haya seguido mi historia pueda saber quién es. Esta chica morena encantadora había sido gran amiga (y algo más) de mi catfish particular y una colaboradora del blog que creó él mismo. Al final tras abandonarlo todos los que participábamos acabo haciéndose cargo ella misma del blog (y mismo grupo en sl).
No hace mucho conté que tuve un rechazo de un chico que decidió quedarse con otra persona y dió la casualidad que era ella. Yo tenía ya sospechas tras notar que defendía inexplicablemente a mi catfish particular y además de pillarle algunas mentiras.
Hablé con el chico en cuestión en su momento sobre mis sospechas, que sabía bien que no era de fiar y era una mentirosa ya que hay varias personas a las que ha dañado pero él defendía que ella era sincera, honesta y que por voz (porque ella si pone voz, y fotos, y videos.. ) sentía que le decía la verdad. Yo me resigné y me aparté de esa historia dejando que él siguiera con ella sin meterme más.
Ayer porfin tuve la satisfacción de que el tiempo me haya dado la razón. Dejando a varios con el corazón rotos y algo jodidos.
Que hace este angelito oscuro? Pues los engatusa. Da igual que tenga pareja o no, aunque nunca la he visto sola. Aún estando con pareja le gusta ligotear por ahí con unos y otros dejándolos bajo su hechizo. Eso parece ser que era lo que hacía pero quizás no tenía suficiente y con el tiempo fue a más.
A varias personas las ha hecho creer que iban a verse en persona, que tenían una relación ideal, fuerte, sincera y que su amor sería para siempre. Muy bonito hasta aquí pero todo se ponía feo poco tiempo antes de la fecha decidida. Que hacía ella? Acobardarse. Anular tal encuentro dejando a dichos corazones rotos. No os suena de algo?
Luego se comportaba fría, distante y mientras el enamorado se preguntaba que estaba pasando ella ya había hechado sus redes en otra víctima. Me compadezco del pobre dj que ahora sufre sus hechizos. Nosotros seguiremos espectantes y algo impotentes presenciando como sigue burlándose de todo aquel que le da la oportunidad.
Yo por mi parte no podía quedarme con los brazos cruzados y esto es cuanto puedo hacer, esto y contarlo a todo el que crea conveniente. Todo aquel que a pesar de todos los detalles no sepa quién es y quiera hablar conmigo sabéis que tenéis la puerta abierta. Incluso le digo al angelito que puede hablarme, quizás la bloquee por sus insistentes tps a discos pero si quiere sabe donde encontrarme, estaré encantada de que me cuente el porque daña a tantas personas. Una cosa es que se sienta insegura por lo que sea y otra jugar con los sentimientos de otras personas, quizás es por eso que duerme tan poco.
Y tras este desahogo que me ha dejado tan relajada me despido. Besos y recordad tener siempre los ojos bien abiertos. Hasta pronto!!

sábado, 5 de abril de 2014

No puedo olvidarle


No puedo… no soy capaz de olvidarle. Me es imposible no tenerle en mi cabeza constantemente repiqueteando intentando llamar mi atención. Me insiste en que sigue ahí, en que no quiere abandonarme.
Lo sé… sé que es mi imaginación cruel torturándome por mis anhelos. Pero también soy consciente de que esta obsesión tiene sus razones. Nadie nunca me había hecho sentir como él. Seguramente muchos piensen que es lo que se dice siempre… es cierto… cada persona nueva con la que nos enganchamos pensamos que es la única, que nunca antes había sido igual.
Pero realmente esta vez lo es. Y no puedo quitarme su mirada de mi cabeza. La siento a cada momento recorriéndome. Siento la sensación de mirarnos fijamente. Le siento mirándome de arriba a abajo con cierto aire de provocación, obsceno. Su rostro serio pero diciéndolo todo con su mirada, haciendo que me sonroje de una manera casi obscena mientras tiemblo con la tensión de tenerle a apenas unos centímetros de mi.
Recuerdo como me hacía sentir, como sentía cosquillas en mi vientre cuando notaba su aliento en mi cuello y se acercaba a susurrarme cualquier cosa. Y tampoco puedo olvidar sus manos, quemándome la piel cuando me rozaba tan delicadamente que me tomaba por sorpresa porque aparenta todo lo contrario.
Conseguía alterarme de una manera sorprendente. Sabía perfectamente cómo ponerme nerviosa. Como mirarme. Sabía cuando estar en silencio. Y con esos silencios cuantas cosas se sentían, y cuanto nos decíamos. Yo agachaba la cabeza y me mordía el labio constantemente siendo mi mayor delator. Eso y mis mejillas. Y si.. mi boca.
Mi respiración acelerada por simplemente por tenerle ahí tan cerca. Y como apenas conseguía disimular el temblor de mi cuerpo. Como conseguía hacerme sentir tantas cosas con tan poco. Ese hombre de verdad sabía crear momentos llenos de tensión sin ni siquiera tocarme. Quién más es capaz de eso?