jueves, 10 de mayo de 2012

Sadomasoquismo

Cuando una historia sea por lo que sea se queda inacabada o quedan cosas pendientes parece inevitable caer en una especie de bucle y caer en el error de darle vueltas una y otra vez a todo para atar cabos, para entender. Con el tiempo esas recaidas cada vez son menos habituales, y van a menos hasta que seguro que hay un día en el que ya todo parece tan lejano que no recuerdas siquiera el porque de muchas cosas que sentiste, pensaste o sufriste...
Pero mientras tanto seguimos teniendo ese efecto de necesidad, como si hubieramos dejado un vicio o una droga y notaramos la abstinencia sin poder evitar el hacernos daño a nosotros mismos pensando en que por ejemplo, la culpa en realidad es nuestra. Porque en parte dejamos que ocurriera, que a pesar de sentir que había demasiadas preguntas continuamos confiando... Piensas que en realidad si no quieres nada porque te sientes asi. Porque luchaste tanto pensando en que serviría de algo. Porque era tanta la ilusión de que algún día no hubiera impedimentos, no hubiera mala suerte y porfin valiera la pena. Recibieras lo que mereces. Ahora te parece decepcionante que todo acabe así... que sentido tiene todo? ninguno, ningun otro que el darle vueltas a algo que no lleva a ninguna parte. Me repito que es normal, que todo tiene su momento. Que todo llega. Ya habrán tiempos mejores. Un amor no se supera de la noche a la mañana y si fuera así es que no fue real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario