miércoles, 13 de noviembre de 2013

Peleillas


El otro día estaba en una plaza concurrida de gente española en su mayoría donde suelo ir habitualmente. Voy sin buscar nada en particular aunque a muchos les resulte difícil de entender o creer. Pero es así.
Es así porque de hace mucho deje de buscar nada en particular. Porque cuando buscas algo simplemente acabas decepcionandote día tras día.
Evidentemente y sin vergüenza ninguna, no me cuesta admitir que porsupuesto que me gustaría toparme con alguien interesante. Alguien diferente, especial, que me hiciera cambiar de idea en cuanto a los hombre en sl y a las relaciones en general. Que fueran capaz de hacerme soñar y sentir de una manera más allá de lo virtual y que tuviera más ganas de entrar a sl. Claro que si. Quién no?
Que quede claro que no me van las historias de cuento de hadas. No me gusta el empalague amoroso. Mi idea de la ilusión en sl es algo más allá de una relación de pareja. Una conexión intensa pudiendo estar con esa persona y pasar las horas volando simplemente charlando tranquilamente tirados en cualquier sitio, ya fuera un sitio de naturaleza idílica como en un sandbox.
El caso es que estando yo ahí tan tranquila me abre im alguien que ya me había topado hacía mucho tiempo algunas veces. Lo miré incrédula y antes de leer que me había escrito miré si estaba en esa plaza. Y sí, ahí estaba. Sin camiseta, pelos en pecho cual macho ibérico y pantalones que le tapaban solamente medio culo.
Entonces empezamos a hablar. Yo dando por sentado que fijo que se había olvidado de mi porque si no, no sería tan amable. Yo reconozco que estaba muy cerrada, algo a la defensiva, envidentemente porque le conocía y sabía que eso no llegaría a nada.
Que porque le seguí la conversación? Curiosidad, aburrimiento, sadoquismo, llamadle como os guste.
Y como no me equivocaba no había cambiado nada. Con sus mismas preguntas, como sacadas de un manual de que preguntar sobre sexo. Él supongo que pensará que eso es provocativo. Que debe despertar algún tipo de morbo o que consigue ponerlas a todas cachondas siguiéndole como moscas. Pero a mi más que provocarme sexualmente me provocan un cabreo monumental.
Yo simplemente evadía sus preguntas y sí, le juzgué. Pero tenía fuente de primera mano. Mis recuerdos.
Acabamos en mi casa y le advertí que estaba a punto de irme ya que era tarde. Como no, siguió con sus preguntas. Seguí con mis reservas y le expliqué porque sus preguntas me parecían absurdas. Y se ofendió. Como si quisiera yo llevar el control de la conversación me dijo. Que quería a un hombre que pudiera dirigir y convertirle en un pelele y que yo iba de barbie y que quería que me llevarán a bailar y vivir una historia de amor.
Pero vamos a ver... se puede equivocar más una persona? Me puede alguien leer peor que este hombre? Y porque no quiera hablar de lo que a él le apetece me tiene que atacar de esa manera?
Por supuesto entonces empezó una especie de ataques el uno al otro y una lección de moral y humildad por su parte. Como que yo iba por encima de los demás. Al final supongo que sabéis como acabó la cosa. Le bloquee y hasta nunca más. Espero, porque seguro que tiene más de un avatar.
Dicho esto me quedo con esa sensación de que hay algunos hombres que sus egos no les permiten aceptar que les den negativas y que su reacción sea la de atar y machacar a la otra persona.
Estoy de acuerdo en que el primer fallo fue el mío por hablarle pero podéis culparme de mi curiosidad? Y si, me lo busqué yo. De todo se aprende dicen.
Para concluir decir que no soy una persona que le guste pelearse, que no quiere problemas y que no le gustan los malos rollos. Pero si, tengo carácter y de vez en cuando también salto con según que gente. Será por compatibilidades no lo sé.
Así que otro machito más que se ha cruzado en mi camino y a acabado haciendo lo que él me echaba en cara. Me juzgó y no solo eso si no que me condenó por lo que él quiso pensar para sentirse mejor por no querer beberle el agua.
Conclusión. Nunca dejar de ser uno mismo por más que a otro no le guste nuestra manera de ser. Además que seguro que esa persona nunca está conforme con nada que no sea que le sigan la corriente. Vivir y dejar vivir. Y si no hay más remedio usar la indiferencia. Bloquead sin miedo que para algo se inventó esa casilla. Y ya me despido, sed felices!
(Artículo de AMM, del mes de Octubre)

2 comentarios:

  1. Me alegra que sigas teniendo el mismo buen gusto que tienes para hacer tu avatar y para tomar sus fotos . Meteri

    ResponderEliminar
  2. Me alegra leerte, y gracias. Espero que todo esté bien.

    ResponderEliminar