sábado, 2 de noviembre de 2013

Soledad

Intento pensar que hay veces que según la situación es mejor dejar enfriar el momento, reflexionar y respirar profundo. Hacerlo una, dos, tres, las veces que haga falta ... pero cuando hay cosas que se repiten una y otra y otra vez al final sale ese mal humor que se ha ido impregnando de tanto callar y resignarse...
Ya hace tiempo me voy desilusionando, decepcionando de todo. Sintiendo que voy quedándome atrás, que no soy lo primero y a cada vez que pasa más me duele y más siento la indiferencia hasta que llegará el punto de no retorno.
Me da miedo ser demasiado exigente en algunas cosas. Quizás será que como yo me doy tanto también espero lo mismo y sé que eso es un error que voy repitiendo de hace demasiado... porque se da sin esperar recibir nada a cambio... pero tan difícil es tener de vez en cuando algo de atención?
Por suerte siempre habrá alguien que de vez en cuando nos de una alegría.
Aún no me he quitado la espina... aún me duele y me va a doler. Tengo a la arpía dentro de mi pidiéndome ser mala y me aguanto porque no quiero dejarme llevar por los impulsos y menos con gente que quiero...
pero almenos esas personas han conseguido alegrarme un poco...
sigo con mi mala racha así que cada vez tengo más necesidad de compañía, de alguien que me escuche, que este por mi... que me presten atención y que me digan palabras amables porque batacazo tras batacazo cuesta más levantarse.
Gracias por haber estado ahí...

No hay comentarios:

Publicar un comentario