miércoles, 21 de marzo de 2012

Chico malo

El chico malo, el que parece que con solo mirarlo nos va a traer problemas. Ese chico con pintas de chulo, rebelde sin causa pero a la vez tan sexy. ¿Porque aún intuyendo que podría no ser bueno nos atrae tanto? Quizás porque en el fondo nos encanta el peligro, lo desconocido, lo misterioso. Lo prohibido, lo imposible,... eso que nos hace disparar la adrenalina a limites insospechados. Eso que hace que tengamos escalofrios con solo pensarlo. Sentir esa descarga. Todos tenemos un lado oculto, un lado oscuro se podría decir también. Por una parte queremos mantenerlo ahí oculto, pero por otro lado deseamos que nos lo saquen, y el chico malo lo consigue...
Por otro lado nos encanta intentar buscar el lado tierno, quizás porque muchas veces descubrimos que los chicos malos son los que más fondo tienen, los que más esconden tras esa fachada dura y cuando llegamos a derrumbar sus muros conseguimos ver al real. Aunque claro... tampoco lo serán todos, pero es la intriga de descubrirlo la que nos llama tanto la atención. Así que todo esto es lo que nos atrae de esos chicos duros con pintas de peligro no te acerques. Últimamente me pregunto, donde estarán? ...

2 comentarios:

  1. Aiss que cierto... y en cambio los "blanditos" nos quedamos para ser paño de lágrimas cuando el duro os hace daño... no tenemos ese "aura"... eso sí... hemos oído más veces que nadie eso de "ainss te quiero como un hermano" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira... yo me enamore del "blandito", del que estaba a mi lado, del sensible y luego.. fue el que más daño me hizo. Almenos con el malo sabes a lo que te enfrentas...

      Eliminar